pLlámenos: +34 972 183 225

Ell inhibidor móvil, es un dispositivo que se coloca en la parte posterior del llavero de protección (T-10) de los conductores de las carretillas, de manera de que el llavero de protección no sea detectado.

 

Esto le permite conducir la carretilla de forma segura, y con el sistema de Detección de Peatones activado. Pero además, pueden abandonarla y realizar operaciones de picking o de control de mercancías, con la seguridad de que el Pedestrian Alert System los va a proteger en todo momento.

 

El inhibidor de conductor también garantiza el correcto funcionamiento del sistema anti-colisión, ya que permite que los conductores puedan operar las carretillas sin la interrupción de la solución PAS, dejando “el camino libre” para que el sistema anti-colisión funcione correctamente.

Como vimos en el primer post del caso de éxito de GSK, la empresa priorizó el cuidado y bienestar de sus empleados, instalando un Sistema de Control de Tráfico (TCS) en la zona de producción de su planta. Luego de comprobar el éxito de la solución en la primera fase, la compañía dio un paso más en materia de seguridad industrial, ampliando el Sistema de Control de Tráfico de Claitec, pero esta vez en su zona de almacén.

La finalidad de esta solución es una adecuada segregación entre peatones y carretillas, asegurando un trabajo tranquilo para ambos operarios. Al igual que muchas de las soluciones de Claitec, es pasiva, es decir, no requiere de la atención u operación de un trabajador. Funciona mediante la colocación de un dispositivo TZ2-Tag en el almacén, que detecta la presencia de carretillas a su vez equipadas con otro activador. También incluye semáforos, señalización, portillos de seguridad y barandillas para segregar peatones.

 

Durante la primera fase, en la implementación de TCS en la zona de producción, se daba la particularidad de que los pasillos eran muy estrechos, los que dificultaba una adecuada separación entre el paso de peatones y de las carretillas elevadoras. Sin embargo, en esta segunda fase ocurre que en el almacén hay un mayor número de carretillas, sumado al hecho de que hay más espacio libre, por lo que éstas transitan a mayor velocidad. Si además sumamos el hecho de que hay pocos peatones, y que los operadores de las carretillas trabajan con un menor grado de alerta, estamos hablando de un lugar con mayor riesgo de accidentes.

El objetivo de la fase era segregar adecuadamente el tráfico de peatones y de carretillas. Para esto se requería una combinación entre tecnología para un adecuada señalización y detectores, así como puertas que garantizaran la seguridad de los operarios, al impedir su paso a zonas en estado de riesgo. Fue así que se instaló la solución TCS, que permitió cumplir con éxito los objetivos de esta fase dos, permitiendo un trabajo más eficiente y seguro para los operarios del almacén de GSK.

 

Como se observa en el video, la solución incluye detectores que identifican la presencia de una carretilla en la zona. Los dispositivos de señalización –dos semáforos- alertan a cualquier peatón de la presencia cercana de una carretilla.  Pero la gran novedad de la solución radica en las puertas: éstas se cierran automáticamente ante la presencia de la carretilla, evitando que cualquier operario a pie entre en la zona. Cuando la zona está libre de carretillas, éstas se abren nuevamente, permitiendo el normal paso de cualquier peatón con o sin carros.

Las puertas, además, cuentan con la ventaja de funcionar en base a un sistema de apertura y cierre motorizado, siendo de gran utilidad para operarios con sus manos ocupadas, ya sea conduciendo una carretilla, o transportando un carro caminando. Además la obvia seguridad que brinda a los peatones, ayuda a los conductores de carretillas a trabajar con mayor tranquilidad y eficiencia, con la seguridad de que no va a haber peatones en sus zonas de tránsito. Incluso puede “olvidar” la preocupación en cruces de poca visibilidad.

 

También se puede observar que los semáforos señalizan en verde o en rojo de acuerdo a la situación, brindando seguridad extra a todos los implicados.

 

GSK así dio un nuevo paso hacia brindar la mayor seguridad a sus operarios. Luego de las dos primeras fases, en las que la empresa aseguró la planta de producción y el almacén, GSK se plantea implementar una tercera etapa, instalando la solución en su planta de medicamentos. Así completaría el equipamiento de su planta de Aranda de Duero con el sistema de alerta de peatones y control de tráfico de Claitec.

 


*GSK (GlaxoSmithKline) es una compañía líder mundial en investigación farmacéutica y en el cuidado de la salud. La empresa defina cuya misión es conseguir que las personas puedan hacer más, sentirse mejor y vivir más tiempo.

Caso de éxito*: GSK

*Los casos de éxito analizan la implantación de las soluciones de Claitec en un cliente en particular

 

GSK se define como una multinacional que opera en el sector farmacéutico, con orientación a la ciencia. Su actividad se centra en la investigación y desarrollo de una amplia gama de productos innovadores, en tres áreas principales: Productos Farmacéuticos, Vacunas y Consumer Healthcare (cuidado de la salud).

Los números de las operaciones de la empresa son asombrosos: actúa comercialmente en más de 150 países alrededor del mundo, con una red de 84 plantas de producción en 36 países, y grandes centros de I+D en el Reino Unido, España, Estados Unidos, Bélgica y China.

 

Identificando un problema

 

GSK nos había manifestado algunas de las preocupaciones que tenía como empresa, específicamente en materia de seguridad en la planta: problemas con la segregación de peatones y carretillas en producción, la escasa distancia existente para los dos tipos de maniobra, y las posibles negligencias o despistes que representen un problema en los cruces.

 

“Por parte de la fábrica siempre habíamos identificado que había un riesgo relacionado con convivencia de personas y carretillas”, estableció Marta Leal Ramírez, Directora de Servicio Prevención y Medio Ambiente.

 

Sin embargo, Pablo Santamaría Lacuesta, Project Engineer en GSK, comentaba que se les dificultaba la tarea de encontrar una solución integral para sus problemas: “A la hora de enfrentarnos a este proyecto, buscamos las diferentes soluciones comerciales que había, pero ninguna nos satisfacía por no cumplir todos los requerimientos que queríamos”.

 

Fue allí que finalmente el departamento de ingeniería de GSK se puso en contacto con el Departamento de Ingeniería de Claitec, y juntos resolvieron los distintos problemas. En palabras del propio Santamaría, “configuramos un sistema customizado, personalizado para solventar todas las deficiencias”.

 

La solución: Sistema de control de tráfico (TCS)

 

El sistema del que habla Santamaría, es un sistema de control de tráfico integral, que no tiene una dependencia de baterías y dispositivos móviles, y funciona de forma totalmente pasiva, es decir, no requiere de atención humana. El sistema le brindó soluciones a sus principales puntos de preocupación:

 

  • La segregación física de los peatones y de las carretillas.
  • Un bloqueo de maniobra de los diferentes portillos que obstaculizan la zona de paso de los peatones.
  • Alertas a los diferentes carretilleros para evitar puntos ciegos.

 

Marta Leal manifestó que la solución les permitió “romper barreras” que tenían con otras soluciones en el mercado, y les ha acercado “un sistema pasivo de protección, independiente de la actuación tanto de la persona como del operador de la carretilla”.

 

Mirando al futuro para cumplir con la misión

 

GSK entiende la protección de las personas como un forma integral de pensar, más allá de su línea de negocio. Como explica Marta, “la misión de GSK es la protección de las personas, tanto de nuestros pacientes como de las personas que trabajan en nuestra empresa. Dentro de este marco, tenemos un objetivo prioritario que es conseguir y mantener cero accidentes de manera sostenible”.

 

En línea con dicha misión, Santamaría comenta que la empresa continúa apostando a mejorar aún más la seguridad en sus espacios en el futuro: “Después de haber ejecutado la primera fase en la parte de producción, nos vamos a enfrentar a un nuevo reto, e instalaremos el sistema de control de tràfico en el almacén, porque la alta densidad en carretillas y en tráfico peatonal es un reto a afrontar”.

Continuamos sumando clientes que confían en nuestras soluciones. En este caso, se trata del grupo Promsa, en particular, para su planta de reciclaje  ubicada en la conocida empresa de neumáticos Pirelli en Manresa. Allí se instaló la solución de Áreas peligrosas, que detecta caídas de los trabajadores en zonas de máquinas.

 

Para este cliente en particular, fue necesario pensar de forma innovadora. Esto derivó en un sistema nuevo, que combina la solución de Áreas Peligrosas con la Solución Anticaídas. El nuevo sistema previene caídas cuando se trabaja en zonas peligrosas, pero también se encarga de parar el funcionamiento de la máquina luego de la caída del trabajador, para así evitar riesgos aún mayores.

 

Actualmente existen varios sistemas retráctiles de seguridad para el trabajador, pero el sistema Anti-caídas de Claitec, es el primer sistema que avisa y para completamente el funcionamiento de la máquina.

 

Para conocer más sobre ésta y otras soluciones, te invitamos a que visites nuestra página de productos.

Al estar en contacto constante con nuestros clientes, de vez en cuando surgen algunos interrogantes acerca de los productos de Claitec.

 

La inquietud de éste cliente en particular se centraba en el montaje de la pila del Tag T-10. Para ayudarle a entender cómo se monta la pila, decidimos hacer este videotutorial para resolverle las dudas surgidas.

Para lograr la mejor calidad en los productos y procesos, es necesario crear una cultura de responsabilidad, disciplina y eficiencia. En Claitec queremos ver esta cultura reflejada en cada uno de los miembros de nuestro equipo, así como en los procesos de fabricación de nuestros productos.

 

El siguiente video muestra el proceso de fabricación del sistema electrónico del equipo PAS. Algunos clientes habían manifestado su curiosidad al respecto, y quisimos mostrarles el proceso, del cual estamos muy orgullosos.

 

La fabricación tiene lugar en máquinas de ensamblaje de última generación, con inspección automática, y en un ambiente de orden y cuidado por los productos.

 

Nuestro proveedor es una empresa europea, líder en el sector, y con el respaldo de trabajar como TIER 1 para empresas líderes en el sector automovilístico como lo es Seat. Además, cuenta con todos los estándares internacionales de calidad ISO9001, ISO/TS 16949 y Medio ambiente ISO 14001.

La solución LSA permite limitar la velocidad en que circulan las carretillas en diferentes zonas del almacén.

La carretilla equipada con LSA detecta automáticamente el cambio de zona donde está y activa una señal de limitación de velocidad a la carretilla.

Utiliza un sistema de reflectantes codificados en el techo de las puertas o zonas de cambio de velocidad.
Cuando la carretilla pasa por debajo del panel, los sensores decodifican el cambio de Zona y activan la señal correspondiente.

Catálogo del LSA (Área de baja velocidad). La solución permite limitar la velocidad en que circulan las carretillas en diferentes zonas del almacén.

 

La solución de áreas peligrosas, previene los riesgos laborales, por caídas de personas a fosos o a cintas transportadoras en el sector del reciclaje y, más concretamente, en recuperadores de papel y cartón.

Catálogo del HA (Áreas peligrosas). Soluciones para la prevención de riesgos laborales, por caídas de personas a fosos o a cintas transportadoras en el sector del reciclaje y, más concretamente, en recuperadores de papel y cartón.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies